Polinotas


Renunciar a la reelección ahora by torrijos
diciembre 11, 2012, 1:02 pm
Filed under: Ciencia Política y Gobierno, Relaciones Internacionales

Martes, 11 de diciembre del 2012 – Columna 389 – 356 palabras.

PLANETARIO

Renunciar a la reelección ahora

VICENTE TORRIJOS R.

Aunque las realidades son muy distintas, quiero evocar al presidente Lyndon B. Johnson cuando anunció, el 31 de marzo de 1968, que no se presentaría a la reelección.

Él había comprometido a su país en Vietnam pero, consciente de la complejidad del proceso, prefirió subordinar sus ambiciones personales a la defensa del interés nacional.

Dicho en otros términos, él se aseguró de que su legítima aspiración a ser reelegido no le nublara el juicio y no distorsionara la toma de decisiones en un asunto tan delicado para el futuro de la nación.

En vez de guiarse por las encuestas de opinión comprometiéndose con unas posturas que pudiesen resultar más populares que otras, Johnson estimó que era necesario preservar su independencia, objetividad y sindéresis para enfrentar al adversario.

Él, que había sumergido a su país en esa dinámica, supo reconocer cuánto estaba en riesgo si se obstinaba en hacerse reelegir alterando la realidad para acomodarla a las necesidades de su campaña, fijando plazos arbitrariamente y complaciendo a propios y extraños con tal de asegurarse los votos necesarios.

Con suficiente madurez y sensatez él entendió que un proceso tan delicado no podía negociarse en pocos meses, que el futuro de su país, sus empresas y su seguridad no podían someterse al vaivén de los sondeos, a las pujas intra e interpartidistas o, peor aún, a las condiciones y demandas de la contraparte.

Con la conciencia tranquila por haber honrado la obra y memoria de su mentor, Johnson sentía que los logros de su anhelada “Great Society” basados en la unidad nacional, la integración y los derechos civiles, se diluían ante los rigores que Vietnam le imponía a cada paso.

Así que decidió liberarse a sí mismo y liberar a la sociedad entera de todos aquellos factores y presiones que le hubiesen impedido concentrarse limpia y nítidamente en la conducción del problema.

Que es justamente lo que debería hacer ahora el presidente Santos antes de que su afán reeleccionista termine configurando el proceso con las Farc, moldeando los acuerdos ( que van a firmarse entre bombos y platillos), y reduciendo el interés nacional a su interés personal y partidista.


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: