Polinotas


Apolo, Vulcano, Kyrón y Pegaso by torrijos
diciembre 20, 2011, 12:08 am
Filed under: Notas académicas, Relaciones Internacionales

Martes, 20 de diciembre del 2011 – Columna 338 – 395 palabras.

PLANETARIO

Apolo, Vulcano, Kyrón y Pegaso

VICENTE TORRIJOS R.

De tour en tour, aquí, allá y acullá, el vice presidente Garzón parece deleitarse compulsivamente con la tarea de endulzarles el oído a los terroristas con sus promesas de trato favorable y complaciente.

Difundiendo ante el mundo la idea de que las Farc y el Eln son sujetos políticos con los que se puede negociar y a los que se debe conceder privilegios bajo condiciones ( cada día más y más elásticas ), el señor Garzón, tal vez de manera involuntaria, propaga exactamente el mismo mensaje de la diplomacia guerrillera.

Dominado por el relativismo moral y la inversión de valores democráticos que durante años imperaron en ciertos sectores políticos, el vice presidente aduce con espontáneo desparpajo que “la paz se hace con ilegales, con gente que lleva en la violencia varios años”, lo que, palabras más, palabras menos, no es más que el estímulo perfecto para que quien esté en la guerrilla persevere y que quien no lo esté se decida a ingresar en ella.

Dispuesto a toda costa a premiar a los violentos, Garzón aboga por que se les ofrezca un tratamiento preferencial, de tal modo que “la cárcel o la extradición no sean la única alternativa que el Estado les ofrezca”.  Brillante lógica con la cual el maleante se da por enterado de que entre más actos terroristas perpetre, más y mejor premiación se le concede.

Por fortuna, frente a semejante laxitud el Estado en su conjunto tiene claro ( desde tiempos del Caguán ) que lo único que preserva las libertades y mantiene intacta la democracia es el perfeccionamiento de la persuasión coercitiva, o sea, el sometimiento del terrorista a la justicia.

Y precisamente para eso es que nuestros generales han puesto en marcha desde el sábado pasado las nuevas Fuerzas de Tarea Apolo, Vulcano, Kyrón y Pegaso, destinadas ya no a ultimar a la cúpula terrorista ( amparada, como está, en alguna república bananera ) sino a romper las redes insurgentes desde esos núcleos axiales que son Miranda, Tibú, Tame y Tumaco.

En resumen, no se trata ya de la simple contención de la subversión ( basada en “garrotes” y “zanahorias” ) sino del binomio población / Fuerzas Armadas para disuadir al terrorista y convencerlo de que disolverse, deponer las armas y entregarse a la justicia es la mejor opción que tienen él y todos aquellos que estaban ilusionándose con imitarlo.   +++


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: