Polinotas


Test de estrés by torrijos

Martes, 19 de julio del 2,011 / Columna 317 / 418 palabras.

 
PLANETARIO
 

Test de estrés

 
VICENTE TORRIJOS R.
 

Al ser ajenos a todo tipo de sesgo ideológico-sectorial, los mapas del ministerio de Defensa que muestran el riesgo de seguridad en todo el país frente a las elecciones que se avecinan, permiten reconocer las dificultades de casi mil municipios y la crisis en que se hallan diez poblaciones en seis departamentos.

 
Lejos de mostrar a un país en la ruta del llamado postconflicto, los mapas exhiben, con serena objetividad, la necesidad de fortalecer la relación directa entre seguridad-y-gobernabilidad tanto a nivel local como microlocal.
 

En la práctica, lo que se está evaluando es qué tan seguro se siente el ciudadano para salir en defensa del sistema democrático y qué tan respaldado se encuentra para impedir que, en su hábitat, las bandas terroristas le arrebaten la democracia.

 
Pero está claro que este panorama no se agota en la relación entre individuo y localidad, y que, en el fondo, lo que realmente está en juego, es cuál será el rumbo que tome la guerra irregular que se libra en Colombia.
 

Dicho de otro modo, lo que realmente mostrará todo este debate político-militar 2011 es qué tan capaz es nuestro sistema político de resistir los embates y artimañas del terrorismo.

 
Así que, justo ahora, cuando acaban de conocerse los resultados de los test de estrés aplicados a la banca europea, convendría preguntarse, solo por analogía académica, qué pasaría en Colombia si la alianza estratégica Farc-Eln incrementara el terrorismo rural y urbano hasta alcanzar niveles traumáticos de impacto no solo regional sino nacional e internacional.
 

De acuerdo con la metodología de las pruebas de resistencia, ¿ qué tanto terrorismo podría soportar la sociedad colombiana antes de caer en la tentación de negociar con una guerrilla a la que “no es posible derrotar militarmente” ?

 
Alternando hábilmente la presión armada (atentados de intensidad discriminada) y las ofertas de aproximación y diálogo, siempre en escenarios yuxtapuestos (militares unos, sociales otros), ¿ lograrían las Farc-Eln doblegar la voluntad democrática y canalizar la desesperación por el camino del reconocimiento político y las concesiones ?
 

En pocas palabras, (1) ¿ Están realmente alineados los gobiernos del hemisferio en la lucha contra la amenaza terrorista en Colombia ? ; (2) ¿ Comparten nuestras élites partidistas los mismos criterios para enfrentar a los terroristas ?, y (3) ¿ Qué tan dispuestas están las comunidades y los grupos sociales a resistir el terror antes de reclamarle al Gobierno Nacional que trate de encontrar una solución negociada para acabar de una vez por todas con tanto padecimiento y estrés ?   +++


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: