Polinotas


Indignados y pingüinos by torrijos
junio 21, 2011, 1:39 am
Filed under: Ciencia Política y Gobierno, Notas académicas

Columna 314 – Martes, 21 de junio del 2,011 – 453 palabras.

PLANETARIO

Indignados y pingüinos

VICENTE TORRIJOS R.

En 1986 yo estaba en Santiago de Chile y tuve que correr por las calles envuelto en los gases lacrimógenos para no verme atrapado entre la policía y los estudiantes que protestaban contra el régimen dictatorial.

Tiempo después, matriculado en la Complutense, tuve que correr por el barrio de Argüelles en circunstancias parecidas porque los estudiantes exigían mejoras en el sistema educativo.

En los últimos días, Santiago ha sido escenario de nuevas protestas juveniles y en la misma línea de acción contra la dictadura, los muchachos le están dando continuidad a la llamada “revolución de los pingüinos”.

Ahora han vuelto masivamente a las calles para reclamarle a Piñera algo tan preciso como significativo.  Que un país como Chile, con un crecimiento económico del 6 por ciento, le destine al desarrollo educativo no ese paupérrimo 4, sino el 7 por ciento del producto interno bruto, tal como sugiere la Unesco.

Asimismo, los estudiantes buscan que termine de una vez por todas el negocio de la educación y que las universidades no se funden en el lucro, sino en la auténtica  formación profesional y el desarrollo de la personalidad.

En otras palabras, la juventud chilena se moviliza intensamente en busca de resultados tangibles, relacionados con el sector específico en el que se halla inscrita, tratando de mantener un diálogo útil con el ministro Lavin.

En cambio, los llamados “indignados” que protagonizan la “spanish revolution” desde el pasado 15 de mayo, han sido desde el principio, y, sobre todo, ahora, una masa amorfa que, tan distinta a la del barrio de Argüelles del 86, deambula de plaza en plaza, busca “un mundo mejor”, un “planeta más verde” y un sistema económico “sin banqueros”, es decir, el idílico modo de vida que Tomás Moro supo describir mejor que nadie.

Solo que, aparte de semejante candor, y precisamente por lo amorfo, el llamado movimiento 15M ha desembocado en lo que toda muchedumbre que divaga entre el todo y la nada tiene que caer : en la violencia simbólica y la violencia física, en la “calle revuelta”, esa metodología en la que tan expertos son desde hace varios años losabertzales vascos, simpatizantes de la ETA.

 En resumen, yo me quedo con los chilenos de antes y de ahora.  Con los pingüinos de hace cuatro años y los de hoy, porque, además de lo concretos y aplomados, tienen una líder de carne y hueso, tan sensata como enérgica : la hermosa Camila Vallejo, presidenta de la Federación de Estudiantes.
Que es, precisamente, lo que tanta falta les hace a los “indignados” de Madrid y Barcelona, tan afanados como están por demostrarle al mundo que ellos “no tienen dirigentes” porque son el movimiento perfecto : “horizontal”, “posmoderno”, “asambleario” e “igualitario”.   +++

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: