Polinotas


Evelyn y Rosa by torrijos
mayo 17, 2011, 1:09 am
Filed under: Ciencia Política y Gobierno, Relaciones Internacionales

Columna 309 / Martes, 17 de mayo del 2011 / xxx palabras.

PLANETARIO

Evelyn y Rosa

VICENTE TORRIJOS R.

Mientras preparan el café y mi tortilla con champiñones, Evelyn le pregunta a Rosa si se ha enterado de que a Osama lo arrojaron al mar.

– Eso está muy extraño, responde Rosa.  ¿ Ahora quién les va a creer a los gringos que lo eliminaron ?

– Nadie, le dice Evelyn.  Todo parece un montaje.  ¿ Acaso no dijeron que así no es como se les hace el funeral a los musulmanes ?

– De acuerdo.  Ahí mismo estaban diciendo que lo lavaron y lo amortajaron para respetar la cultura de esa gente.  Pero lo de tirarlo al mar no hace parte de la receta.

– Lo mismo digo, Rosita, porque ahí decían que si de respeto se trata, tenían que haberlo enterrado poniéndole la cara en dirección a La Meca, que es algo así como El Vaticano para nosotros, ¿ no es cierto ?

– Me imagino, pero yo creo que el Osama ese quedó tan desfigurado que si dejan ver las fotos van a quedar peor, todavía.

– Yo no sé, pero me acuerdo que cuando mostraron  las del Sadam Hussein, a nadie le quedó duda de que lo habían pasado a mejor vida.

– Eso también es cierto, Evelyn, lo mismo digo yo.  Fíjese en lo que pasa por acá cuando dicen que han matado a un cabecilla guerrillero, o al otro, y dos años más tarde aparecen por ahí, vivitos y coleando.

– Es para que vea, Rosa, entonces estamos de acuerdo, porque con los gringos nunca se sabe.  Y ponga cuidado, que la tortilla se le está resecando.

– En todo caso, a mí no me gustó que ese montón de gente se pusiera a celebrarlo, gritando y tomando trago al frente de la Casa Blanca.  Uno no se emborracha para celebrar la muerte de nadie.

– Pues, eso es muy cierto, nadie debe alegrarse de la muerte de nadie.  Pero póngase en el pellejo de los gringos, después de todo lo que les han hecho.

– De acuerdo, mi niña, lo que pasa es que, fijo, esos árabes van a salir diciendo que a los gringos les saldrá muy cara la fiesta y que tendrán que derramar lágrimas de sangre.

– Pues que digan lo que quieran, Rosita, pero un terrorista es un terrorista, escóndase donde se esconda, en una mansión por allá en Pakistán, o aquí mismo, en una de las fincas de Chávez en Venezuela.   +++


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: