Polinotas


Libia enseña (II) by torrijos

Bogotá, martes, 5 de abril del 2,011 / Columna 303 / 407 palabras.

PLANETARIO

Libia enseña ( II )

VICENTE TORRIJOS R.

Por último, lo que el mundo está aprendiendo del conflicto en Libia es que las superpotencias deben ser cada vez más sigilosas al momento de asumir compromisos que las involucren simultáneamente en diferentes escenarios bélicos.

Los Estados Unidos, en particular, están desarrollando operaciones militares de mediana intensidad en Afganistán e Irak, pero son muchas las tareas de baja intensidad que deben sostener y que se cruzan simultáneamente con su presencia armada en más de 100 países.

Esta proliferación es altamente riesgosa por sí misma, pero también puede generar sentimientos de odio al interior de muchos núcleos sociales que más adelante se traducen en acciones indeseables como las que ellos mismos padecieron en su territorio, el 11 de Septiembre.

De ahí que sea necesario diluir el liderazgo militar y diversificar responsabilidades a pesar de que con ello se pueda comprometer, en cierta forma, el éxito y la contundencia en las operaciones.

Dicho de otro modo, los Estados Unidos han tratado de evitar en todo momento que se les identifique en este caso como los jefes de unos operativos militares que, en cualquier momento, podrían tener efectos colaterales difíciles de explicar en el mundo musulmán, justo ahora, cuando los reclamos de democracia en Medio Oriente no tienen sabor civilizacional sino que se plantean, más bien, en la misma lógica occidental de participación, pluralismo y libertades públicas.

De hecho, es gracias a sus habilidades en materia de diplomacia pública, que los Estados Unidos han generado en todo el mundo un clima de confusión deliberada acerca de la jefatura que, en la práctica, han ejercido sobre las acciones militares, tanto navales como aéreas, sobre el régimen de Gadafi.

Así que antes de ser señalados como los directos responsables en el mando y control, es comprensible que ellos hayan tratado de descargar prontamente en sus aliados tan incómodo papel a fin de canalizar de un modo menos evidente su enorme capacidad militar.

Que es, en otros términos, lo que ellos mismos ya están poniendo en práctica en la península arábiga, donde han dejado que sea el Consejo de Cooperación en el Golfo, y su dispositivo llamado ‘Escudo de la Península’, el que se encargue de enviar tropas a Bahrein, lideradas por Arabia Saudita, con el fin de controlar el orden público en un país militarmente débil pero sumamente importante desde el punto de vista estratégico, como quiera que es allí donde tiene su sede nada menos que la Quinta Flota del imperio.   +++


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: