Polinotas


¡Duro con él! by torrijos
marzo 22, 2011, 1:57 am
Filed under: Ciencia Política y Gobierno, General, Relaciones Internacionales

Bogotá, martes, 22 de marzo del 2,011 / Columna 301 / 393 palabras.

PLANETARIO

¡ Duro con él !

VICENTE TORRIJOS R.

En los años ochenta, Muamar Gadafi era el mejor ejemplo de dictador dedicado a promover el terrorismo internacional.

Fue sometido a bombardeos y sanciones, pero, en vez de mejorar su conducta, se radicalizó como delincuente.

Entonces, el castigo se hizo más riguroso y la comunidad internacional se comprometió solemnemente a no darle respiro.

A comienzos de la presente década, y ya completamente asfixiado, Gadafi llegó a la conclusión de que era necesario aceptar la derrota.

Por tanto, el tirano indemnizó a sus víctimas, entregó sindicados y se comprometió solemnemente a no reincidir.

Al fin y al cabo, la Corte Penal Internacional aún no existía y todavía era posible negociar con terroristas que habían incurrido en crímenes atroces.

Reeducado y sumiso, Gadafi se convirtió en la muestra tangible de que las sanciones pueden ser efectivas siempre y cuando las grandes potencias se comprometan solemnemente a no violarlas.

Así las cosas, él fue readmitido en el concierto de las naciones, se reinsertó positivamente en la sociedad internacional, y pudo interactuar nuevamente en un ambiente de relativa cordialidad responsable.

De hecho, la recompensa que obtuvo por su acatamiento del orden fue uno de los principales honores concebibles : presidir el mismísimo Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Pero, obnubilado por tanta benevolencia y tan sincera acogida, comenzó a rodearse de dictadorzuelos como Castro, Ortega y Chávez que fueron malogrando el tratamiento correctivo al que había estado sometido.

Así que, este año, cuando sus ciudadanos se echan a la calle exigiendo reformas democráticas, a él no se le ocurre otra cosa que aferrarse al poder mediante la represión, la persecución, la indolencia.

Lejos de asimilar las lecciones egipcias impartidas por Mubarak y Tantawi, Gadafi les ordena a sus tropas lanzarse sobre los disidentes con el fin de exterminarlos.

En consecuencia, y sin más remedio, las grandes potencias someten al reincidente a un tratamiento de choque, le embargan sus bienes, restringen sus movimientos y ponen su caso en manos del tribunal penal mundial.

Enfrascado en un juego de suma cero, Gadafi se embriaga, no alcanza a entender los alcances de la resolución 1970, y pierde todo contacto con la realidad.

En resumen, Libia logra, finalmente, deshacerse de la tiranía para comenzar a construirse como sociedad democrática, liberal y globalizada.

Que es, justamente, lo que deberían hacer Cuba, Nicaragua y Venezuela … ahora, que todavía están a tiempo. +++


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: