Polinotas


¿Autocontención negativa? by torrijos
noviembre 30, 2010, 11:41 pm
Filed under: Ciencia Política y Gobierno, Relaciones Internacionales

Martes, 30 de noviembre del 2,010

VICENTE TORRIJOS R.

Como también lo hizo en su momento el presidente Uribe, el gobierno Santos piensa que con la interdependencia activa (negocios, intercambio y cooperación) será suficiente para que Hugo Chávez modifique su conducta, armonice las relaciones bilaterales y deje de ver a Colombia como una pieza más de su rompecabezas estratégico a nivel hemisférico.

Por su parte, a Chávez le resulta muy oportuno y conveniente que sea Bogotá la que se autocontenga, se reprima y le tienda la mano en uno de los momentos más difíciles en la historia del régimen.

Derrotado en número de votos, señalado por las democracias libres del globo como un ejemplo clásico de autoritarismo radical, y en la mira tanto del futuro gobierno español como de los republicanos que vuelven a tomar las riendas en los Estados Unidos, nada le viene mejor al dictador que sea el propio Santos quien lo presente como un líder responsable dispuesto a cooperar codo a codo en la lucha contra el terrorismo, las drogas y el crimen organizado en general.

De tal modo, esta conducta temporal del régimen resulta no solo plausible para muchos sectores condescendientes del globo sino rentable para la dictadura por cuanto le permite instrumentalizar a Bogotá (poniéndola al servicio de sus fines más preciados) al tiempo que se afianza internamente mediante la represión y perfecciona sus alianzas extra hemisféricas con países dispuestos a proseguir con las “luchas por la liberación nacional” en América Latina.

Para ser más precisos, Chávez paga sus deudas a cuentagotas, busca que nuestros empresarios caigan de nuevo en sus redes, revive proyectos energéticos y de desarrollo transfronterizo, deja de mencionar a las Farc como organización beligerante, y hasta le entrega a Santos, en una especie de rito de iniciación de esa  “nueva era en las relaciones bilaterales”, dos o tres guerrilleros del Eln.  Guerrilleros que, violando viejos pactos de entendimiento solidario, han osado delinquir en su territorio profanándolo con secuestros y extorsiones no ortodoxas, es decir, secuestros y extorsiones que no le vienen bien la revolución bolivariana.

O sea, que mientras depura su imagen internacional y recobra el margen de maniobra no solo para ganar (a toda costa) las presidenciales del 2012 sino para seguir propagando la revolución, les asigna tareas concretas a los demás miembros de su Alianza Bolivariana para las Américas.

De ahí que en semejante redistribución de funciones, en la que Caracas aparece ahora como socio inmejorable de Bogotá, Quito debe comportarse un poco más ácido y reticente (espoleándonos con los computadores de Reyes, acusándonos de fumigar la frontera, o viendo fantasmas en cada bombardeo de nuestras Fuerzas Armadas), mientras que Nicaragua ha de ejercer el papel de auténtico rufián haciendo los correspondientes despliegues de fuerza retórica y militar.

Despliegues que, en medio del desencanto (traumático) de Bogotá, más pronto que tarde volverá a ejecutar en primera persona el astuto y creativo coronel de Miraflores.


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: