Polinotas


Aburguesamiento revolucionario by torrijos
octubre 19, 2010, 10:12 pm
Filed under: Ciencia Política y Gobierno, Relaciones Internacionales

Martes, 19 de octubre del 2,010

VICENTE TORRIJOS R.

Entrevista concedida a un medio extranjero.

¿Usted cree que es cuestión de tiempo para que el comandante de las Farc, Alfonso Cano, caiga como el ‘Mono Jojoy’ ?

Para un ejército tan sofisticado como el colombiano, la lógica de las iniciativas militares conjuntas y sostenidas consiste en que toda operación es la antesala de otra cada vez más refinada y contundente, así que Alfonso Cano tiene dos opciones : dejarse llevar por el fundamentalismo revolucionario (generalmente suicida), o entrar en una racionalidad funcional, es decir, una rendición honorable.

Se dice que Cano estaría “paranoico” por la presencia de infiltrados en su anillo de seguridad.  ¿Cree que esta situación lo podría obligar a transar ?

Hay dos tipos de “paranoia” revolucionaria : la adaptativa, que permite preservar las estructuras de la milicia ; y la paralizante, cuando hay indicios claros de que ningún esfuerzo podrá evitar un desenlace fatal.  Los cabecillas de las Farc ya están inmersos en la segunda, y es por eso que algunos han preferido guarecerse en Ecuador o Venezuela.

El problema se agrava si se tiene en cuenta que los combatientes rasos podrían ver esta conducta evasiva como simple cobardía, y no hay nada que más deteriore a un tejido guerrillero que el desmoronamiento del mito del héroe.

Si Cano fallece, ¿qué figura del Secretariado de la guerrilla se perfilaría para reemplazarlo, o su muerte sería el golpe definitivo a las Farc ?

Cuando una guerrilla tan curtida y recursiva como ésta ha hecho metástasis, es poco probable que desaparezca por completo, sobre todo si se tiene en cuenta que, en otras épocas, por allá en los 80 y 90, gozó de mucha complacencia por parte del propio Estado, mitad temeroso y mitad sometido a un sentimiento histórico de culpa, con lo cual, se generó en Colombia la falacia de que la única salida a este problema es una “solución negociada”, entregándoles a los terroristas territorio, bienes, indulto y control político para refundar el Estado.

Lo cierto es que, aparte de Cano, ninguno de los mandos restantes tiene el carisma militante de los fallecidos Arenas, Marulanda, Reyes y Jojoy, una mezcla inspiradora de innovación ideológica y operacional.

Ahora bien, si Cano cayese, probablemente el nuevo responsable sería Iván Márquez, pero las últimas imágenes que se conocen lo muestran disfrutando de una vida palaciega y burguesa en territorio venezolano, lo cual es muy frustrante para un guerrillero común y corriente, obligado a enfrentarse diariamente, en la selva o las ciudades colombianas, al rechazo popular, las bombas inteligentes, las redes de cooperantes, la cobertura satelital y las tentadoras recompensas si decide cooperar con la democracia.

En otras palabras, no hay quimioterapia más efectiva contra las Farc que su propia comandancia, dependiente de la ayuda exterior, paralizada en su voluntad de lucha, y asociada a las dictaduras que florecen en el vecindario.   +++


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: