Polinotas


La revolución naranja by torrijos

VICENTE TORRIJOS R.

Con las cifras tan contundentes de la segunda vuelta, Colombia ha entrado en una auténtica revolución naranja, la del color del partido de la Unidad Nacional, el mismo de los presidentes salientes y entrante, Uribe y Santos.

Una revolución que se basa en dos ideas muy simples : darle continuidad a la exitosa política de seguridad y defensa, pero enriqueciéndola con propuestas para superar el otro gran problema nacional, el del desempleo, todo bajo el lema de “trabajo, trabajo y más trabajo”.

Con una holgada mayoría en el Congreso, y con sólidas alianzas logradas en las últimas semanas con las principales fuerzas políticas del país, Santos inaugura así un periodo de reformas económicas y sociales que le darán sentido a esa obsesión que le acompaña desde que era ministro de Defensa : que la seguridad debe consolidarse entre los ciudadanos a la velocidad de “cinco locomotoras” : infraestructura, vivienda, agro, minería e innovación productiva.

En suma, una “revolución de la prosperidad” que derrotó fácilmente a la candidatura del profesor Antanas Mockus, un matemático que metido en la política cometió tantos y tan desconcertantes errores, que no le quedó más remedio que autodenominarse “campeón de autogoles del partido Verde”.

En efecto, al no haber podido cristalizar ninguna coalición, ni siquiera con el izquierdista Polo Democrático ; al sostener, un buen día, que había olvidado su afirmación de la noche anterior de que incrementaría aceleradamente los impuestos ; y al llorar amargamente al aire en una cadena radial porque se sentía indignado ante el rumor de que “no creía en Dios”, Mockus cayó progresivamente en un discurso incongruente, carente de soluciones prácticas y, sobre todo, ácido y pendenciero, con lo cual, en vez de inspirar esperanza y optimismo, selló su derrota a la manera de un honorable cascarrabias.

¿Podrá entonces construirse en Colombia una auténtica oposición democrática que de algún modo se contraponga a la avasallante revolución naranja ?

Por lo pronto, eso no parece quitarle el sueño a un país profundamente ilusionado con seguir derrotando al terrorismo, limitando el expansionismo chavista, creando empleo, promoviendo la inversión extranjera y perfeccionando las condiciones para que florezcan aún más el libre comercio y la creatividad empresarial.   +++


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: