Polinotas


‘Extremismo atomizado’ by torrijos
mayo 9, 2010, 11:04 am
Filed under: Ciencia Política y Gobierno, General, Relaciones Internacionales

VICENTE TORRIJOS R.

Faisal Shahzad se comportaba de la manera más normal.  Tenía a su mujer y sus hijos en Pakistán, pero vivía en Connecticut, y se había convertido en un norteamericano más.

Viajaba a su tierra natal, visitaba a su familia, la gente lo veía como un padre de familia emprendedor, jovial y moderno.  Luego regresaba a los Estados Unidos, retomaba sus actividades cotidianas y no le daba problemas a nadie.

No tenía formación militar clásica, no era un fanático de esos que andan usando twitter para evangelizar a nadie, pero tenía sus ideas propias y un cierto sentido de la acción política directa.

En su última visita al país de origen, entró en contacto con amigos que hacen parte de grupúsculos asociados de manera muy difusa con los nodos principales de las redes antiimperialistas.

Grupúsculos que no tienen mucho poder pero que comparten un mismo sentimiento, la misma visión del mundo y unas pautas cada vez más parecidas a las que usan las células o movimientos que ya han adquirido mayor envergadura.

Animados todos por un sentido revolucionario, identitario, integrista y violento, fomentaron en el emprendedor y bien integrado Faisal Shahzad un cierto sentido de responsabilidad histórica para que, desde adentro, desde los Estados Unidos, castigara de algún modo la soberbia hegemónica de la gran potencia.

Justificando sus intenciones con ese delirio ideológico y contestatario que comparten muchas bandas y gobiernos promotores del terrorismo no sólo allá, sino también por acá, Faisal recibió un entrenamiento mínimo pero al fin y al cabo suficiente en explosivos y artimañas violentas.

Como sucedió hace poco con Nidal Hasan, o con Najibullah Zazi, él recibió un modesto apoyo financiero, trazó un plan domésticamente manejable, embadurnó una camioneta con químicos de esos que se pueden comprar en cualquier esquina, la dejó mal parqueada en un lugar emblemático y, sin siquiera haber logrado que explotara, conmocionó a medio mundo, logrando que saliera a flote “la cruel conducta de los Estados Unidos” que “bombardean indiscriminadamente a su patria” desde aviones no tripulados de última tecnología.

Extremismo atomizado, podríamos llamarle a esta metodología desestructurada, semiconectada, políticamente difusa e irresponsable, pero altamente rentable, precisamente por eso, por lo artesanal, por lo genuina y hasta espontánea.

Ninguna guerrilla se lo atribuye.  Ningún gobierno.  Pero cientos de jóvenes modernos, adaptados, funcionalmente correctos, se están entrenando.  No se requiere demasiado esfuerzo.  Pero se están entrenando (también en el vecindario).   +++


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: