Polinotas


Malambo, Palanquero, Apiay, Tolemaida, Málaga y Larandia by torrijos
julio 28, 2009, 12:56 pm
Filed under: Ciencia Política y Gobierno, General, Relaciones Internacionales

Malambo, Palanquero, Apiay, Tolemaida, Málaga y Larandia

 

VICENTE TORRIJOS R.

 

Con preocupante sabor antipatriótico, todavía hay quienes se angustian y se desaforan porque a Hugo Chávez le puede parecer hostil el acuerdo colombo-norteamericano sobre el uso de las bases de Malambo, Palanquero y Apiay.

 

En efecto, el fortalecimiento de nuestra soberanía, el incremento de capacidades operativas, la cooperación militar de máxima tecnología con las principales potencias occidentales, y la lucha a fondo contra las drogas y el terrorismo de todo pelambre (ampárese donde se ampare), tiene con los pelos de punta a mucha gente, empezando, claro está, por los líderes y socios del expansionismo bolivariano.

 

Al ya inquebrantable dique que Colombia ha sido desde el 2002 para sus obsesivas apetencias revolucionarias de estirpe bananero, Chávez, Morales, Correa y Ortega (lo siento por ti, Zelaya), tienen que agregar ahora la enorme ventaja comparativa y competitiva que adquiere el país para contener, disuadir, prevenir y anticiparse a los objetivos de la Alianza Bolivariana (y sus corresponsales locales, es decir, las Farc y su brazo político de promotores y favorecedores).

 

De hecho, en su doctrina de transformación estratégica selectiva, Colombia adquiere hoy (con los muchos o pocos afectos del partido Demócrata) una formidable dotación y recursos que, sumados a su ya mundialmente reconocida habilidad y competencia en la planeación y ejecución de acciones contraterroristas, la convierten en punta de lanza continental para recuperar a las Américas de la nefasta influencia del socialismo del siglo xxi, cada vez más cuestionado por los ciudadanos de sus propios países (léase Honduras, o Nicaragua).

 

Valga recordar, para no ir muy lejos, que el ánimo injerencista de Hugo Chávez le ha llevado a hablar de enviar a tropas a Bolivia para garantizar la perpetuidad de Morales ; de lanzar a sus fuerzas combinadas sobre Tegucigalpa para restituir a Zelaya, y de bombardear La Candelaria con sus aviones Sukhoi si al presidente Uribe se le ocurriese reeditar la Operación Fénix en territorio venezolano.

 

Así que ahora tendrá que pensárselo muy bien antes de seguir apoyando a sus portavoces locales, o si se le antoja alguna aventura militar sobre Colombia inspirada en su consabida paranoia.  Sobre todo, cuando sepa que no se trata solo de Malambo, Apiay y Palanquero, sino también de Tolemaida, Málaga y Larandia, ésta última en el Caquetá, muy cerca de Angostura, donde, para su tristeza infinita, cayó abatido el cabecilla Raúl Reyes.   +++


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: