Polinotas


Obama en la cuerda floja by torrijos

Obama en la cuerda floja

 VICENTE TORRIJOS R.

 Con el mismo ímpetu con que ha querido salvar a la General Motors, reformar el sistema de salud, reducir los gases contaminantes y reducir la perniciosa dependencia del petróleo, el presidente norteamericano quiere restablecer el equilibrio de poder en el mundo y ser el fiel de la balanza universal.

 

Pero el globo funciona de manera distinta y, tal vez, el Presidente está avanzando en su política exterior cobijado por una confusión conceptual y un enfoque difícil de sostener por mucho tiempo.

 

Me explico.  Cuando terminó la Primera Guerra Mundial, los Estados Unidos se aislaron durante varios años y dejaron en manos de sus socios europeos el control del orden en el Viejo Mundo con la mala fortuna de que ni los británicos ni los franceses fueron capaces de contener la industrialización, militarismo y expansión de la Alemania nazi.

 

Así que cuando ellos, los nazis, concentraron suficiente poder, el equilibrio de poder ya era imposible de lograr y solo se podía detener el apetito despótico, racista e invasor de Adolfo y sus secuaces con el uso de drásticas medidas de fuerza que ni Londres ni París podían imponer, tal como se hizo patente en la desastrosa conferencia de Munich.

 

 Y eso es justamente lo que está sucediendo ahora.  Al terminar la Guerra Fría, Bill Clinton perdió la hermosa oportunidad de instaurar un sistema global de equilibrio de poder, de tal suerte que, a estas alturas, cuando muchos de los enemigos de la democracia y la libertad se han instalado, enquistado y fortalecido, ya es demasiado tarde para que los Estados Unidos traten de reeducarlos, apaciguarlos y contenerlos.

 

De hecho, cuando Obama graba un vídeo amable y afectuoso y se lo transmite a Irán, la única respuesta que obtiene es un fraude electoral, matanza en las calles y la máxima amenaza nuclear para después de noviembre. 

 

De Corea solo ha recibido amenazas de que un misil experimental podría llegar hasta su querida Hawai. 

 

De Cuba ha tenido que soportar un portazo en la nariz ante su gentil invitación para reingresar a la Oea. 

 

De la cálida acogida al presidente Correa solo ha recibido amenazas de acabar con la precaria libertad de prensa. 

 

Y si no se hubiera apurado un poco a respaldar la (inexistente) democracia hondureña, ahora el noble y benevolente presidente Obama tendría a las tropas chavistas de la Alianza Bolivariana en Centroamérica defendiendo a don Manuel Zelaya.   +++


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: