Polinotas


Jara, senador ! by torrijos

Jara, senador !

 

VICENTE TORRIJOS R.

 

La alegría natural que todos sentimos, como colombianos, por el regreso a casa de Alan Jara, no nos impide, sino, al contrario, nos obliga a oponernos vehementemente a su visión retorcida del conflicto irregular que padece la patria.

 

A él podrá parecerle que las Farc están intactas, que al presidente Uribe le importan un bledo los secuestrados y que la Política de Seguridad es un fracaso, pero eso, lejos de debilitar, incrementó los aplausos recibidos por el Jefe del Estado en su propio vecindario de Villavicencio ; y lejos de llevarnos a aplaudir y a agradecerles a las Farc por su bondad liberadora, nos lleva a repudiar con mayor ahínco al terrorismo y a todos sus benefactores y asociados tanto a nivel interno como externo.

 

Dicho de otro modo, las ideas exhibidas por Jara al momento de recobrar la libertad, permiten detectar por lo menos tres fenómenos bien curiosos (que, tal vez, los especialistas del Hospital Militar ayudarán a comprender mejor) :

 

Primero, un cierto grado de síndrome de Estocolmo, pues se constata en el liberado no tanto el temor a la muerte a mano de sus captores como a las acciones de la Fuerza Pública que si alguna instrucción las animaba era, justamente, la de liberarlo del yugo opresor del victimario.

 

Segundo, una grave distorsión de la realidad por aislamiento y por ausencia, fenómeno que se presenta cuando el rehén (¿o no era un rehén ?) trata de interpretar los acontecimientos sometido al confinamiento y a la particular lectura que les dan los malhechores y que luego le transmiten a la víctima con toda la perfidia necesaria para que más tarde, al ser puesto en libertad, repudie al Establecimiento por no haber hecho lo suficiente a su favor.

 

Y tercero, un síntoma claro de querer aprovechar políticamente su secuestro.  Pero, a diferencia del ex canciller Araújo, que lo hizo desinteresadamente y en bien de los intereses nacionales, se percibe en Jara un tufillo antisistémico que bien podría abrirle el apetito al Polo Radical liderado por el ex presidente Samper, o al Polo Liberal, liderado por el ex presidente Gaviria.

 

En cualquier caso, queda cada vez más clara la diferencia entre los soldados liberados que denunciaron con toda entereza y valor patrio cómo la guerrilla les obligó a dar declaraciones amañadas a los periodistas madrugadores, y el libreto seguido voluntariamente por Jara para lanzarse de nuevo a la política presentando a las Farc como las únicas y auténticas garantes de la paz en Colombia.   +++

 


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: