Polinotas


Pasión por el imperio by torrijos
noviembre 11, 2008, 10:32 am
Filed under: Relaciones Internacionales

Pasión por el imperio

 

VICENTE TORRIJOS R.

 

Tal vez, uno de los efectos más vistosos y pintorescos producidos por la elección presidencial norteamericana es el desaforado afecto que ha mostrado el Socialismo del Siglo XXI por el nuevo presidente de los Estados Unidos.

 

Dando una muestra clara del irresistible encanto que le produce la cultura del Norte, la izquierda ha encontrado, de la noche a la mañana, su preclaro orientador ideológico en Barack Obama, salvador del planeta.

 

Evo Morales, por ejemplo, ha celebrado el “gran triunfo”, la presidenta chilena se ruborizó cuando lanzó felicitaciones al Senador triunfante, Lula da Silva no cabía de la dicha con el histórico acontecimiento y centenares de cubanos se emborracharon en la noche del 4 de noviembre viendo en la Casa Blanca la reencarnación de José Martí.

 

Hugo Chávez, por su parte, deliraba con la victoria 48 horas antes y en declaraciones de inocultable dimensión hormonal le pidió “al hombre negro” que entraran en una nueva etapa poniéndose a la altura de la historia.

 

Poco después de conocerse el resultado, el mismo Chávez consideraba el triunfo de Obama como una consecuencia natural del irrefrenable avance de su revolución socialista y deslumbrado por el color de la piel del heredero de Washington, Jefferson y Monroe, se olvidó de que, en sus propias palabras, todos ellos son unos “yanquis de m … ” que “se pueden ir al carajo”.

 

Más cautos y contundentes fueron, por supuesto, los rusos, aliados del Palacio de Miraflores, pero, ellos sí, verdaderos maestros del tablero estratégico, cuando expresaron sin ambages que querían la liquidación del escudo antimisiles en Europa Oriental y que muy pronto emplazarían alrededor de Polonia un cordón de misiles nucleares tácticos.

 

En cambio, Chávez y sus correligionarios piensan que con cantos de sirena podrán persuadir al presidente Obama y que lo convertirán en un socio más de la Alternativa Bolivariana para las Américas refundando las relaciones hemisféricas mediante el reconocimiento de beligerancia para las Farc o el apoyo irrestricto al Frente Sandinista en sus pretensiones de anexarse San Andrés y Providencia.

 

En vez de pensar que Obama renunciará al imperio para cambiar al mundo, Chávez y sus escuderos deberían verse en un espejo porque si algo necesita este planeta para ser verdaderamente libre es que no se ampare al terrorismo, que no se persiga a la prensa, que no se atente contra la propiedad privada, que no se agreda la inversión extranjera y que la oposición no sea eliminada.   +++


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: