Polinotas


A cada uno su plomero by charlottedebeauvoir
octubre 16, 2008, 10:20 am
Filed under: En la actualidad

Charlotte de Beauvoir

Lo mencionaron más de 20 veces anoche. Barack Obama y John McCain han empezado una guerra para seducir a “Joe el plomero”, poco menos de tres semanas antes que el mismo Joe, y los otros electores norteamericanos, se dirijan a votar.

Joe existe de verdad, no es una mera figura retórica. Y también es plomero de verdad; trabaja en Ohio. Joe tuvo una discusión animada con Barack Obama hace poco, a propósito de su política de impuestos; el plomero argumentando que si iba a cumplir con su “American dream” de tener su propia empresa de plomería, sus impuestos subirían si Obama fuera a llegar a la Casa Blanca. A eso, Obama contestó que otros ciudadanos menos afortunados necesitaban reducciones de impuestos, para “extender la riqueza”.

Anoche, McCain, mirando a la cámara, se dirijo directamente al plomero. “¡Joe, usted es rico! Felicitaciones.”

Esta nueva consideración estadounidense para el gremio de los plomeros nos hace pensar a otro plomero, esta vez polaco, quien en su momento animó una polémica en Francia. El “plomero polaco” llegó al debate francés a mediados de 2005, como la figura que simboliza el miedo de los franceses frente a la desregulación brindada por la Unión Europea.

En plena mitad del debate sobre la constitución europea, llegó entonces un proyecto de directiva en Bruselas, la llamada directiva Bolkenstein, relativa a “la libertad de establecimiento de los suministradores de servicios y a la libre circulación de los servicios a dentro del mercado interior” de la Unión.

“Esto es muy grave, porque la directiva Bolkenstein le permite a un plomero polaco proponer sus servicios en Francia, con el sueldo y las reglas de su país de origen. (…) Un millón de empleos están amenazados por esta directiva”, advirtió en su momento Philippe de Villiers, un político francés, lanzando la famosa expresión del “plomero polaco”.

Rápidamente, la figura de este plomero oscuro se convirtió en el símbolo de las polémicas alrededor del referéndum francés sobre la constitución europea; los partidarios del “no” invocando al pobre plomero como la encarnación del desmantelamiento del modelo económico francés.

Este plomero, el polaco, probablemente tuvo algo que ver en el resultado negativo del referéndum en Francia. El otro plomero, Joe, y sus preocupaciones económicas, también tendrá algo que ver en el resultado del 4 de noviembre.


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: