Polinotas


La Guerra Fría ya pasó. by torregroza
octubre 6, 2008, 11:37 am
Filed under: General

La Guerra Fría ya pasó.

 

Por Enver Torregroza

 

El hecho de que el gobierno ruso haya puesto en aprietos a la comunidad internacional con sus acciones militares en Georgia no implica que estemos asistiendo a una reconfiguración de la escena internacional en los mismos términos y con los mismos actores de la Guerra Fría. Rusia sigue teniendo poder gracias a sus recursos energéticos, a su posición geoestratégica y a su armamento nuclear, pero es un poder debilitado o al menos más limitado y contenido en comparación con el que tenía la antigua Unión Soviética. El escenario y los actores han cambiado: potencias emergentes de mediano tamaño, el fortalecimiento de Europa y la cada vez más evidente influencia de las grandes empresas privadas legales e ilegales, nos debe hacer pensar que no estamos en un mundo realmente polarizado en el que bloques claramente diferenciados se disputan el resto del pastel. Antes bien, cada Estado juega el juego que puede con las armas y los recursos de los que dispone con el fin de obtener ganancias equilibradas en un escenario de libre competencia. Juego que suele ser un doble o triple juego: somos amigos de todos cuando y hasta donde nos conviene. Para convertirse en un corredor de recursos energéticos que lleve el gas a Europa, y que en el futuro le permita a Europa no depender tanto de Rusia, Turquía se interesa en entablar conversaciones con Irán, así a Israel no le sienta bien semejante gesto. Pakistán lleva tiempo coqueteando con China con el fin de fortalecer su economía, y a Colombia no le importa sonreírle a Venezuela siempre y cuando fluyan los dólares del petróleo. Pero, al mismo tiempo, Turquía sigue siendo pieza clave en el juego de la OTAN, a la vez que Pakistán y Colombia no renuncian fácilmente a sus compromisos con Estados Unidos. Las dos grandes potencias de la Guerra Fría siguen siendo influyentes y mantienen un amplio campo de acción, pero cada vez está más limitado gracias a los poderes estatales regionales y los poderes no estatales de presencia global.

Por supuesto, los efectos y ecos de la Guerra Fría no se han agotado y quizás no se agoten en mucho tiempo. Sobre todo en la mente de muchos latinoamericanos que todavía creen que están en 1968. Rusia le está vendiendo armas al que puede: razones obviamente económicas la impulsan a ello. Estados Unidos se empeña por mantener su influencia en los espacios de control geopolítico que aún le quedan, pues está perdiendo el poder que logró gracias a su victoria en la Segunda Guerra Mundial. Más que ser una realidad, la “nueva” guerra fría habita en la cabeza de muchos colombianos y venezolanos. Alimentada por la polarización de esquemas discursivos y categorías creadas por la Guerra Fría, y nutrida por la paranoia chavista y uribista, la supuesta división del continente en dos bloques que reciben el apoyo de las potencias de siempre es efectiva hasta donde las necesidades económicas y verdaderamente políticas lo permitan; necesidades que no obedecen a mitos ni a discursos. Lo que habrá que ver es hasta que punto esa reunión de “fuerzas” latinoamericanas para oponerse a los Estados Unidos, en una especie de resaca colectiva producto de la impotencia de la región frente a la Doctrina Monroe, logra justamente provocar lo que denuncia: convertir a punta de discurso y de ambición política a Latinoamérica en un escenario de competencia entre otras potencias, en el que ellas ponen las ganancias y la astucia y nosotros la estupidez y lo muertos.


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: