Polinotas


De verdad y de mentira by Andrés MOLANO-ROJAS
agosto 16, 2008, 4:42 pm
Filed under: En la actualidad, Relaciones Internacionales

 

De verdad y de mentira

Por:  Andrés MOLANO-ROJAS
17 de agosto de 2008 

La de las enumeraciones es una tradición bien asentada en Oriente.  Baste el ejemplo de una de las piezas fundacionales de la literatura japonesa, el Libro de la almohada, que incluye extensos catálogos de cosas (las desagradables de ver, las ridículas, las que suscitan una profunda emoción o las que provocan angustia, por citar algunos), en los que reside buena parte de su encanto.  Probablemente el atractivo de la enumeración, elevada allí a la categoría de género literario, tenga que ver también con su efecto terapéutico, como bien lo sabía el místico musulmán que recomendaba recitar continuamente los 99 nombres de Dios para curar la impaciencia.

Con los tiempos que corren, y a falta de otro remedio, quizá toque apelar a la enumeración con la esperanza de conjurar así los males del siglo.  Para empezar podría hacerse un catálogo de cosas que parecen de verdad y otro de cosas que parecen de mentira.

Cosas que parecen de verdad (sin serlo):

  • la separación entre deporte y política en el marco de las Olimpiadas
  • la versión de la modernidad según el Partido comunista chino (impúdicamente exhibida con ocasión de los Juegos)
  • el compromiso de Sarkozy y otros líderes mundiales con la causa de los derechos humanos en China
  • los beneficios derivados de la existencia de la Corte penal internacional
  • el aplanamiento del mundo por cuenta de la globalización
  • Rusia como algo radicalmente distinto de la antigua Unión Soviética
  • la expansión de la democracia por el tercer mundo, y
  • el inminente declive de Occidente, entre otras…

La lista de cosas que parecen verdad (sin serlo) podría ser muchísimo más larga.  Pero incluso Hércules tendría suficiente trabajo si se dedicara apenas a reflexionar detenidamente acerca de las ocho que aquí se enumeran.  Tendría que reclamar la ayuda hasta de los Titanes para tratar de desentrañar, a partir de tan resumido compendio, algún signo de sentido en medio del desorden mundial contemporáneo.

Este caos incluye también, por supuesto, cosas que parecen mentira (¡pero no lo son en absoluto!), de las cuales podría hacerse un catálogo aún más prolijo que haría las delicias de Ripley.  Entre ellas estarían, sin duda, las siguientes:

  • las barreras de metal y concreto que siguen levantando con ahínco en sus fronteras algunos Estados, con la vana esperanza de contener así la amenaza de los “bárbaros”;
  • las restricciones del régimen de Mugabe a la ayuda humanitaria en Zimbabue;
  • las declaraciones del general ruso Anatoly Nogovitsyn sobre un posible ataque nuclear a Polonia;
  • la elección de un caudillo maoísta para liderar el tránsito de Nepal hacia la democracia;
  • la posibilidad de que Francia haya prestado apoyo político, militar, diplomático y logístico al régimen ruandés responsable del genocidio de 1994;
  • el acucioso pudor con que Berlusconi ordenó retocar el Tiepolo de su sala de prensa para no herir la susceptibilidad de los espectadores, 
  • y la impudicia con que, en cambio, promovió una ley de inmunidad en beneficio propio y ordenó el censo obligatorio de la minoría gitana…

¡Aunque usted no lo crea!  +++


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: